Por qué jugar | Spiribol Spain

Por qué jugar

Featured Ico

Deporte nuevo

Featured Ico

Divertido y sencillo

Featured Ico

Aumenta autoestima

Featured Ico

Seguro

Featured Ico

Diferente

Featured Ico

Saludable

Featured Ico

Adaptativo

¿Por qué jugar a Spiribol?

Deporte nuevo

A nivel pedagógico tenemos ante nosotros una nueva herramienta deportiva a la que le podemos sacar muchas posibilidades. Un deporte nuevo, diferente y sencillo que gusta y que afortunadamente no se ve afectado por estereotipos que la sociedad impregna a otros deportes (deportes de chicos o chicas, deportes de primera fila y segunda fila, deportes sólo para los buenos en condiciones físicas, deportes para aquellos con alto poder adquisitivo…)

Partiendo de cero

Es un deporte en el que todo el mundo parte realmente de cero. Aunque todas aquellas personas que practican deportes de raqueta pueden tener, a priori, una cierta ventaja, suelen cometer el error de utilizar la misma técnica en el Spiribol.  Y ello se convierte en un inconveniente frente a otros que comienzan de nuevo, ya que les resulta difícil eliminar vicios y variar la tipología de golpeos. Al mismo tiempo, introducir la no predominancia exige un nuevo reto y nuevas oportunidades de aprendizaje motriz.

Divertido sencillo

Su carácter lúdico-recreatlvo y la facilidad del juego en sus primeras fases de aprendizaje atrapan a todo el que lo prueba. No requiere ninguna cualidad física en especial o preparación técnica concreta, lo que lo hace accesible a todas las edades.

En otros deportes necesitas cierto dominio técnico y un tiempo considerable de práctica para comenzar a disfrutar. En el caso concreto de los deportes de pala o raqueta resulta difícil trabajarlos en edades tempranas o en personas poco o nada iniciadas, por la carencia de cualidades físicas y técnicas suficientes o porque la pelota o volante esté constantemente en el suelo. La peculiaridad del Spiribol con su pelota fijada a cuerda evita ese hándicap y además es imprevisible por los movimientos y trayectorias que toma ya que son completamente diferentes a lo que uno espera. Esto es lo que lo hace también diferente y divertido. Pasadas las fases iniciales se abre otro campo de posibilidades donde el control de la potencia, el tiempo de reacción, la toma de decisiones, la constancia, el factor sorpresa, la variedad de golpeos y recursos, la estrategia, la táctica y las cualidades físicas comienzan a ser importantes para seguir progresando en este deporte.

Aumenta la autoestima

Por efecto de los puntos anteriores, el Spiribol aumenta la autoestima de quienes lo practican. La facilidad de juego en sus fases iniciales y la rápida mejora que se produce hace que se vean fácilmente los progresos. Por otro lado, comentábamos antes que las cualidades técnicas no son determinantes a nivel inicial, lo que hace enfrentarse a unos contra otros con las mismas posibilidades, incluso independiente de la edad de los oponentes.

En los centros escolares suele ocurrir que los alumnos menos dotados físicamente suelen ser mejores jugadores. La motivación que les produce el verse de igual a igual con sus compañeros les hace practicar más, mejorar y sentirse por una vez los reyes del deporte. Ver esas caras de satisfacción se convierte en un motivo más que suficiente para introducirlo en las clases de educación física de los colegios. En muchas ocasiones se ha visto incluso el aumento del rendimiento escolar académico en estos niños.

Seguro

La utilización de la pala especifica de madera, ligera y de fácil manejo, al igual que la obligatoriedad de utilizar ambos brazos, , minimiza la posibilidad de lesiones (codo de tenista o epicondilitis). Al ser un deporte de cancha dividida limita el contacto físico con el contrario y las posibles consecuencias. En cuanto a posibles impactos de la pelota sobre el cuerpo, que pueden verse como factor de riesgo en un principio, constituyen uno de los aspectos más atractivos de este deporte y es lo primero que se consigue evitar, estimulando de manera inigualable la mejora de la inteligencia motriz, el ingenio y los reflejos para evitar el contacto.

Diferente

Existe una transferencia positiva del Spiribol hacia otros deportes como son el boxeo, esgrima, tenis, judo o incluso fútbol, al favorecer la ejecución técnica de algunos golpeos por la agilidad y la ampliación de recursos y capacidades que produce su práctica continua.

El hecho de tener una pelota fijada a la cuerda lo hace único, que las trayectorias que toma la bola son también diferentes (parabólicas, elípticas y onduladas), que exista un doble objetivo de juego (enrollar la pelota alrededor del mástil y/o provocar faltas en el contrario), que se trabaja la ambidiestralidad (tener que utilizar la mano no dominante cada dos rounds en un set) y que es un deporte que se adapta completamente a cualquier persona con cualquier discapacidad física o psíquica, hacen de spiribol una gran herramienta de estimulación para la coordinación óculo-manual y la mejora de los reflejos, siempre esencial para cualquier deportista. Un ejemplo es que en algunos centros escolares se ha utilizado para el entrenamiento de porteros de fútbol.

Saludable

Trabaja varias cualidades físicas y coordinativas adaptándose al nivel del practicante:

La estructuración espacio-temporal. Resulta de vital importancia saber calcular distancias, velocidades y trayectorias de la cuerda-pelota para golpear correctamente y evitar provocar faltas.

Resistencia aeróbica y anaeróbica. Se producen desplazamientos de forma continua, que son explosivos y anaeróbicos en momentos puntuales cuando hay alto nivel de juego. El trabajo a nivel cardiovascular es constante durante el desarrollo de juego. Muy similar a los combates en deportes de artes marciales.

Velocidad de reacción, gestual y de desplazamiento. La velocidad constituye un factor determinante a medida que se va adquiriendo nivel, sobre todo en fases avanzadas cuando la longitud de la cuerda es más corta y los oponentes se encuentran más cercanos.

Fuerza general o constructiva y fuerza resistencia. Este deporte implica a nivel muscular a todo el cuerpo, tanto el tren inferior como superior. El tener que desplazarse y golpear continuamente contribuye al desarrollo de esta cualidad (carga liviana).

Contribuye a una mejora de la coordinación dinámica general, segmentaria y de la agilidad. La variedad de golpeos, los desplazamientos y la velocidad de juego obliga a la persona a poner en juego todos sus recursos para economizar en esfuerzo y ganar en efectividad. Resulta destacable la gran coordinación óculo-manual que se consigue con la práctica, ganando en fluidez y agilidad a medida que sube el nivel.

Adaptativo

Como toda actividad física, el Spiribol busca en deportistas discapacitados el principio básico de que toda persona tiene unas necesidades y deseos básicos para el crecimiento físico, mental, social y emocional.

El Spiribol por sus características técnicas y sencilla implantación, favorece el movimiento de estas personas como medio para luchar contra la limitación dentro del mundo del deporte, respondiendo a las necesidades del discapacitado dentro de la sociedad para realizar ejercicio físico. De esta forma, se pretende facilitar la integración de este deporte como una forma especialmente valiosa que contribuya a la plena integración del discapacitado en la comunidad, tanto para su beneficio psicológico como físico.

Quema – Kilocalorías

La intensidad de juego en niveles medios y altos requiere grandes cantidades de energía. El Spiribol es el deporte que más kilocalorías gasta por minuto. En niveles de juego medios y altos, la intensidad y velocidad de juego y los requerimientos físicos son tales que se hace necesario intercalar varios descansos reglamentarios de cara a las partes finales de partidos y entrenamientos.